Ordenadores de riego

Los ordenadores de riego, son equipos informáticos industriales, que tienen como misión el control automático de los parámetros de riego, como son la hora, la duración del riego y los niveles de conductividad y pH requeridos.
Nuestros ordenadores de riego están fabricados con tecnología industrial, preparados para un funcionamiento continuo y adaptables a diferentes necesidades, como son el riego de alta frecuencia HFI, riego tradicional localizado  o por aspersión, hidroponía y fertirrigación con abonos sólidos disueltos o líquidos.

senda logoSenda Atenea logo

 

 

 

 

 

Tenemos a su disposición diferentes modelos de equipos, para ajustarse a sus necesidades, pudiendo ser totalmente configurables y personalizables. De ese modo, se pueden instalar en pequeños sistemas de riego así como en grandes sistemas.
Los cuadros eléctricos están diseñados para un uso automático así como manual, con indicadores de maniobra que le permitirán saber siempre que está haciendo el equipo.
La programación es sencilla, no se requieren conocimientos técnicos altos para poder hacerlos trabajar. La información se muestra de forma clara y los datos son fácilmente introducidos, incluso mientras se está regando.

¿Que hacen los ordenadores de riego?

Con ellos, podemos programar los horarios a los que queremos regar, el sistema se encargará de poner en marcha el motor de riego y las electroválvulas que dirigen el agua a los diferentes sectores. Igualmente, podremos asignarle a cada sector un tiempo de riego acorde a las necesidades del cultivo.
También podremos configurar los niveles de conductividad y pH adecuados para su cultivo, pudiendo tener diferentes niveles y mezclas de fertilizantes, según los diferentes tipos de cultivo. El ordenador se encargará de inyectar de los fertilizantes disponibles en proporción, durante el tiempo de riego, haciendo que cada litro de agua regada tenga la misma cantidad y proporcionalidad de fertilizantes, manteniendo un nivel estable. También es posible programar tiempos de pre-riego y post-riego, que permiten empezar y/o terminar el riego sin fertilizantes, bien sea para mojar el suelo antes del abonado o limpiar tuberías al terminar el abonado.